Un Domingo Ocupado (originalmente puesto 7-21-2010)

Unknown

El Domingo pasado fue lleno con muchas personas diferentes y oportunidades para ministrar. Casi diario, hago una oración a mí Dios semejante a la oración de Jabes de I Crónicas 4:10. Parte de esa oración es una petición para que Dios ensancha o engrandezca el territorio mío. El territorio es una representación del ministerio que uno tiene en la vida. Yo me siento como si Dios está dándome esa petición.

Tuve la oportunidad el domingo pasado de predicar 5 veces en dos lenguas diferentes y en dos lugares diferentes. Comencé a las 8:30 de la mañana con una escuela dominical para adultos en inglés en lo cual hablé acerca de las claves para no preocuparse en la vida. A las 9:45 enseñe otra clase de escuela dominical para adultos en inglés tocante la voluntad de Dios para nuestras vidas. Luego a las 11:00 de la mañana prediqué a nuestra gente de hablar español para el servicio principal en la Iglesia. Prediqué acerca del sello del Espíritu Santo en nuestras vidas como creyentes, y en el servicio tuvimos varios visitantes de la primera vez, y dos personas fueron salvas para la gloria de Dios.

De ahí fui a La Iglesia Bautista La Gran Comisión en Henderson, un caminito de 30 minutos en carro. Había un servicio de ordenación para nuestro hermano, ya pastor, Elvys Flores. Me preguntaron a mí y a varios otros pastores si pudríamos estar y dar algunas palabras de animación a Elvys y a la iglesia. Era un honor mío estar en aquel servicio especial y traer una palabra acerca de donde siempre debe estar el enfoco de un pastor en el ministerio.

Por fin regresé a mi Iglesia para nuestro servicio de español de las 6:00 de la tarde. Prediqué del pasaje de Juan 19 cuando crucificaron al Señor para nuestros pecados. Con el fin del servicio, tuvimos una recepción para los miembros nuevos de nuestra iglesia y habían tres familias nuevas  que estuvieron. La noche estuvo muy bien.

Brissa y yo llegamos a la casa a las 11:30 de la noche después de haber corrido todo el día, y aunque éramos cansados, el señor me recordó de la oración que diario Le hago; que Él engrandezca mi ministerio para Él.

(añadido)

Casi no puedo creer las oportunidades que Dios me ha dado y que sigue dándome. Hoy día soy el Pastor de la Iglesia Bautista de Fe y Amor: Una Iglesia Sin Engaño. Dios sigue preparándonos para cosas siempre más grandes.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s